ACTUALIZADO | 21/01/2019 - 12:06

La inclusión financiera vista desde Young

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

La inclusión financiera vista desde Young

Publicado en:

La muy concurrida charla del miércoles pasado en Young sobre la Ley de Inclusión Financiera fue analizada ayer en Camacuá y Reconquista por el dirigente seccional Jorge Burgos.

Trabajador del BBVA e integrante de la Seccional Young, Burgos participó en esta jornada junto a Fernando Gambera —nuestro secretario general— y a Gonzalo Pérez, consejero del sector oficial. A la visión de este último recogida ayer incorporamos hoy la del dirigente local, quien vive más de cerca los problemas generados por la falta de información a los usuarios de tarjetas de débito.

«Uno saca como conclusión que falta muchísima información y nosotros como sindicato tenemos que llevar nuestra visión sobre lo que entendemos como inclusión financiera, sobre todo por lo que hemos luchado por ella», sostuvo Burgos y sobre este punto citó antecedentes. Recordó documentos de AEBU de fines de los años 90 como «El sistema financiero, un asunto de Estado», que hoy «están más que vigentes sumados a lo que ha sido la incorporación tecnológica de los últimos 15 o 20 años algo que realmente ha cambiado muchísimo el negocio como lo concebíamos aquellos que tenemos más de 20 años en la actividad bancaria». 

Ante la insuficiente información oficial, «la gente se guía mucho por lo que aparece en las redes sociales, cuando lo que circula en ellas muchas veces es información falsa», lamentó. Por ello, sostuvo: «Quiénes mejor que nosotros, como trabajadores del sistema financiero, para dar nuestra visión al respecto. Creo que en ese sentido AEBU tiene un papel importante a desarrollar».   

En este contexto dijo: «La responsabilidad mayor de informar es del Estado mismo en cuanto a los beneficios que se tienen. Hemos visto en los últimos 20 años que costó muchísimo adaptar a la gente al funcionamiento de un cajero automático. Siempre trataban de hacer sus movimientos en el mostrador o en la caja. Ahora que se acostumbraron al uso de los autómatas, le cuesta a mucha gente (fundamentalmente del Interior) saber que la tarjeta de débito sirve también para hacer compras directamente en comercios que tengan un POS». 

Distinguir lo local de lo general

Para resolver estas dificultades de adaptación a los cambios, Burgos remarcó la necesidad de «informar a la gente, no solo por su comodidad, sino también porque hay una renuncia fiscal del Estado a favor de los trabajadores. Por ello es bueno que estemos sabiendo cuál es el uso correcto de la tarjeta, para no estar retirando efectivo de un cajero para luego ir a un comercio a comprar, cuando la transacción la podemos hacer directamente en el comercio».  En igual dirección citó a la devolución fiscal que beneficia al usuario de la tarjeta como otro de los  «elementos que no se han informado en su magnitud». Se trata de una carencia que lleva «a focalizar la atención en problemas reales, como los de localidades que no tienen un cajero automático o servicios de una red de cobranza», pero son de carácter local y no general. 

 

Escuchar la entrevista de Radio Camacuá