ACTUALIZADO | 25/03/2019 - 20:15

Raúl Brusco dejó su huella

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Raúl Brusco dejó su huella

Publicado en:

A los 90 años dejó de existir ayer Raúl Brusco Delfino, un dirigente que ocupó los más altos cargos en el sindicato y fue sembrador de afectos y respeto.

Desarrolló toda su carrera laboral en la Caja Nacional de Ahorros y Descuentos y pronto tomó responsabilidades sindicales. Fue consejero central antes de la dictadura, formó parte del Consejo del Sector Financiero Oficial, y más tarde presidió el Consejo de Disciplina, órgano que integró durante varios períodos a la vez que mantuvo una activa militancia en el CDA de Jubilados.

No fue ajeno tampoco a la política y como miembro del Partido Demócrata Cristiano (PDC) y más tarde de la Vertiente Artiguista, encontró un cauce para una vocación que lo condujo al cargo de edil departamental de Montevideo, posición que ocupó de forma destacada durante reiterados períodos.

Formó parte de una generación que abrió durante la segunda mitad del siglo XX los horizontes internacionales de AEBU, e integró delegaciones de cuya labor surgió la Confederación Americana de Bancarios (CADEB), antecesora de la actual Coordinadora de Sindicatos del Cono Sur y de UNI Finanzas. A lo largo de su extensa trayectoria se sumó a diversas iniciativas de interés nacional, entre otras a la Comisión Nacional por el Voto desde el Exterior. 

Pedro Stéffano, presidente de AEBU, se refirió a la extensa actuación de Raúl en el sindicato y señaló también que su militancia no se limitó al período de trabajo activo sino que continuó hasta hace pocos años, cuando sus condiciones de salud le impusieron limitaciones severas. En este aspecto lo señaló como «un ejemplo para las generaciones jóvenes» y equiparó su adhesión y sus aportes al sindicato con los de otro gran exdirigente que todavía felizmente nos acompaña, el doctor Raúl Varela.

Gustavo Pérez —expresidente de AEBU, con quien compartió tareas propias del sindicato y también su militancia en el PDC— recordó con emoción la trayectoria de Raúl Brusco y calificó al exdirigente desaparecido como «un grande de la vida, comprometido con AEBU en los años más difíciles, y consecuente militante en todo tiempo y lugar».

Los restos del compañero serán velados hoy en Martinelli, en Canelones y Barrios Amorim, sala 202, hasta las 21 horas. El sepelio tendrá lugar mañana a las 8.45 en el Cementerio del Norte.