ACTUALIZADO | 21/08/2018 - 14:53

Aniversario resaltó los 76 jóvenes años de AEBU

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Aniversario resaltó los 76 jóvenes años de AEBU

Publicado en:

AEBU festejó ayer un nuevo aniversario con su tradicional encuentro de camaradería. En él quedó demostrado que con el pasar de los años se reafirma la vigencia del sindicato.

Nuestro presidente Pedro Stéffano destacó en su discurso el año especial que vive el sindicato por coincidir con una ronda de los consejos de salarios. Esta incluirá la representación de 21 subgrupos de trabajadores de todo el sistema financiero, explicó.

Stéffano ratificó la decisión del PIT-CNT de impulsar en esta instancia un aumento diferencial de los salarios más bajos para todas las empresas del sistema y lo hizo con un gráfico fundamento: «No tenemos que luchar con el bolsillo, tenemos que luchar por el bolsillo de los compañeros que todavía en este sindicato ganan 20 000 pesos. Nosotros vamos a tener también un aumento, pero tenemos que luchar especialmente por esos compañeros», enfatizó.

Luego se refirió al próximo congreso del PIT-CNT, que se realizará los días 24, 25 y 26 de mayo. «¿Cómo vamos a ir a este congreso? ¿Qué vamos a estar votando? Eso lo decidirá cada uno. Pero AEBU ya apoyó un documento que consideramos fundamental, porque lo que se decida en este congreso va a regir durante los próximos tres años».

AEBU va a tener una representación de  58 compañeros  en el XIII Congreso y Stéffano explicó que «será una representación plural, de acuerdo con los votos que tuvo cada agrupación. De manera que le vamos a dar cabida también a quienes no están de acuerdo con nosotros. Y esto es importante, porque así se construye la unidad y debemos trabajar para seguir manteniéndola en el congreso».   

Más tarde habló del cumpleaños del edificio sede de AEBU, cuyas llaves recibió el sindicato en 1968, y que fue construido con un préstamo de la Caja Bancaria y el aporte solidario de los afiliados. Este local —dijo— además de sus inusuales calidades arquitectónicas «tiene un enorme valor simbólico porque fue un centro de resistencia a la dictadura y funcionó en íntima alianza con la sociedad».

También recordó otro hito: «Se celebran 10 años de la demostración de la capacidad de AEBU para salvar a la Caja Bancaria», porque se cumplen 10 años de la aprobación de la ley de reforma de esta institución. Fue «una ley en la que muchos no creían pero en la que ahora creemos todos», festejó. Citó luego la asamblea extraordinaria en la cual el sindicato, en un Palacio Peñarol repleto, dio su aprobación a la norma el 3 de setiembre de 2008.  En esta rememoración rescató el trabajo de elaboración de los compañeros Julio Pose, Gustavo Weare y Gerardo Moratorio y la actuación del conjunto del sindicato que «suma y da soluciones», expresó. En especial destacó también el apoyo de los jubilados a la reforma, «sin cuyo aporte [esta] hubiera sido imposible».

Gracias a la ley de reforma de la Caja Bancaria  se recuperó el número de sus afiliados. Este había descendido por el impacto de una gradual incorporación tecnológica y de 20 000 bajaron a 15 000. «Hoy volvemos a tener más de 20 mil compañeros aportando a la caja. Se nos dirá '¿Cuánto ganan ellos y cuánto nosotros?' Para responderles les contestamos volver a lo dicho al principio: debemos levantar los salarios sumergidos de esos compañeros que son iguales a nosotros, solo que trabajan en administradoras de créditos, en cooperativas o en transportadoras», insistió Pedro.

Finalmente habló de la amenaza que se cierne sobre el trabajo proveniente de un extremadamente rápido avance de las nuevas tecnologías. «Es inevitable que con el avance de la tecnología haya puestos de trabajo que ya no se necesiten». Pero también, apelando a su memoria, recordó que distintas tareas han ido desapareciendo del trabajo en el sistema financiero y han sido cambiadas por otras generadoras de nuevos empleos.

A 20 años de Eurobanco

Como preámbulo del discurso de Pedro Stéffano, Alberto Buere y Luis Muiño —extrabajadores de Eurobanco— entregaron una plaqueta a AEBU e hicieron uso de la palabra para recordar el cierre de esa institución hace 20 años, con 120 despedidos. La ocupación inmediata, la movilización de todo el gremio, la recuperación de los puestos de trabajo y la infaltable recordación de la figura de Juanjo Ramos —a través de un audiovisual que incluía un encendido discurso— jalonaron sus emotivas intervenciones.

Con estos ingredientes los numerosos participantes volvieron a tener, como todos los años, una celebración al estilo del sindicato, propicia para el reencuentro y la reafirmación de los vínculos fraternos.