ACTUALIZADO | 16/11/2018 - 18:06

¡Nunca más dictadura!

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

¡Nunca más dictadura!

Publicado en:

Hace 45 años, el 27 de junio de 1973, el entonces presidente Juan María Bordaberry decretó la disolución del Parlamento, sustentado por las Fuerzas Armadas.

«Afirmo hoy, una vez más y en circunstancia trascendentes para la vida del país, nuestra profunda vocación democrática y nuestra adhesión sin reticencias al sistema de organización política y social que rige la convivencia de los uruguayos. Y va con ellos entonces el rechazo a toda ideología de origen marxista que intente aprovechar de la generosidad de nuestra democracia, para presentarse como doctrina salvadora y terminar como instrumento de opresión totalitaria. Este paso que hemos tenido que dar no conduce y no va a limitar las libertades ni los derechos de la persona humana». 

De esta forma justificó Bordaberry en cadena nacional de radio y televisión la disolución de las cámaras y el pasaje a la dictadura. Así se abrieron las puertas para la opresión totalitaria de la que afirmaban nos defenderían y para la expresión de la «profunda vocación democrática» con que se adornaron los civiles y militares de la dictadura.

Esas promesas de no «limitar las libertades ni los derechos de la persona humana» desde el inicio se vieron negadas por la brutalidad de la represión policial y castrense a los trabajadores y militantes políticos, la tortura, la cárcel, los asesinatos y las desapariciones. Desaparecieron la libertad de expresión y de reunión, se proscribieron músicos y escritores, se censuraron películas y cerraron diarios. En una palabra: cayó la noche.

Tras la secuela de crímenes que incluyeron los vuelos de la muerte y los robos de bebés registrados a lo largo de los once años que insumió el «proceso», sumados a las décadas de impunidad subsiguientes, debemos conmemorar esta fecha infame que ha quedado marcada a fuego en nuestra historia y gritar con fuerza ¡nunca más dictadura!