ACTUALIZADO | 14/12/2018 - 14:21

Soplamos 10 velitas en Pronto!

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

Soplamos 10 velitas en Pronto!

Publicado en:

Ha pasado rápido y ha sido movido el tiempo transcurrido desde que los trabajadores de la financiera Pronto! resolvieron organizarse.

Con sus 700 trabajadores, dentro del rubro de las administradoras de crédito Pronto! es una de las más importantes. En ella, hace ya diez años, un puñado de compañeros comenzó la ardua tarea de organizarse sindicalmente. Hoy nuestros afiliados se cuentan por cientos porque AEBU posee allí un 40 % de adherentes.

Como siempre sucede en los inicios, el primer propósito de los fundadores fue lograr un diálogo con la empresa y tratar de alcanzar un conjunto de reglas básicas plasmadas en un convenio. Entre ellas la más elemental es la que regula los aspectos disciplinarios. Ya en el primer convenio este aspecto fue conquistado, junto con una partida por presentismo y un adicional al salario vacacional, entre otros beneficios.

En el segundo convenio se aumentó el rubro presentismo, así como los viáticos y se premió la eficiencia en caja. La parte del salario que se cobraba en tiques pasó a pagarse en efectivo con el consiguiente aumento del salario nominal.

Si bien los trabajadores de Pronto! no son los peor remunerados de nuestro medio, tienen un porcentaje de rotación que mantiene su plantilla en renovación constante. De ahí que el trabajo afiliatorio sea de suma y resta y presente constantes vaivenes, porque muchos de los afiliados se van en busca de mejores horizontes, ya sea porque han completado sus estudios o encontrado un trabajo mejor pago. En esta rotación influyen también las condiciones de trabajo que fueron materia de debate en el Segundo Encuentro de Trabajadores de Pronto, el sábado 6 de octubre en  el Club Banco de Crédito, justamente a los 10 años de la constitución de su primera representativa. 

En vísperas de la celebración de los 10 años, Macarena Stéffano y Fernando Benítez —integrantes de la Representativa de esta financiera— fueron entrevistados por Camacuá y Reconquista. Macarena consideró «lógica» la sindicalización en Pronto! porque «era una empresa que venía creciendo y estuvo acompañada de la afiliación de sus trabajadores a Caja Bancaria», un ingreso que fue resultado de la gran movilización de AEBU por la reforma de nuestro instituto previsional.

«Yo entré a Pronto! ganando 3.050 pesos. Ese era el salario de un trabajador de la empresa en aquel momento. Dista mucho de la realidad actual y hoy en día nuestra mayor dificultad reside en las condiciones laborales». Justamente su preocupación —expresó— es ver «cómo vamos a enfocar en el futuro este tema; cuáles son los aspectos que tenemos que mejorar y cómo lo podemos hacer, tanto en lo individual como en lo grupal y en lo sindical».

Por su parte Fernando Benítez expresó que las condiciones de trabajo en las dependencias del Interior no son las mismas que en Montevideo, donde en general son bastante mejores. Por ello, ahora los esfuerzos deberían encaminarse a nivelar este aspecto en todo el territorio. 

Stéffano agregó otro tema a la agenda y recordó que en 2019 deberán enfrentar los consejos de salarios y su próximo convenio colectivo. «Hay temas que son fundamentales. El encuentro anterior lo hicimos en la ciudad de Paysandú y allí pudimos tocar el tema de la tecnología en el trabajo, un problema contra el cual chocamos continuamente en Pronto! porque ‘nos pasa por arriba’. Es una empresa absolutamente enfocada a la tecnología; es más, tiene gran parte de su personal abocado a ella». Por este motivo consideró que ese tema será «uno de los pilares de nuestro convenio colectivo».

Como puede advertirse en el comentario anterior, la Representativa es consciente de la disrupción tecnológica que enfrentan los trabajadores uruguayos a todos los niveles y se prepara para convivir con ella, sin mengua del empleo y del salario.