ACTUALIZADO | 16/11/2018 - 18:06

Apoyo urgente se reclama

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Apoyo urgente se reclama

Publicado en:

UNI Global Union solicitó apoyo en la etapa que se abre en la OIT hacia la adopción de un convenio sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

A través de su departamento de Igualdad de Oportunidades, UNI se sumó en 2016 a los esfuerzos realizados por la CSI y Federaciones Sindicales Internacionales (FSI) y ONG en todo el mundo para impulsar el proceso tendiente a la adopción de dicho convenio. Como parte de esta iniciativa se creó un kit de herramientas de cabildeo para los sindicatos afiliados. 

En la reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT celebrada en junio de 2018, una comisión normativa sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo aprobó un proyecto de documento para el convenio. Se trató de un momento histórico para este proceso y también para UNI, dado que uno de sus representantes integró el panel de expertos que examinó este primer proyecto de documento.

El objetivo del convenio es velar porque los gobiernos formulen políticas y legislaciones que aborden adecuadamente la violencia y el acoso, incluida la violencia de género en el mundo del trabajo, no solo en el lugar de trabajo. La violencia en el mundo del trabajo representa una amenaza para la dignidad, la seguridad, la salud y el bienestar de todas las personas.

La importancia de lograr la aprobación de un convenio es que este tipo de documentos son tratados internacionales jurídicamente vinculantes que pueden ser ratificados por los Estados miembros de la OIT. En este caso se procura que, además, se vote también una recomendación con directrices no vinculantes sobre la forma en que se debería aplicar el convenio.

El convenio se podría presentar ya en la próxima reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, en junio de 2019. Sin embargo, es fundamental recordar que los gobiernos deben informar a la OIT el 8 de noviembre de 2018 a más tardar si desean sugerir enmiendas al texto actual después de consultar con los sindicatos y empleadores. Por consiguiente, solo se cuenta con unas pocas semanas para ejercer influencia sobre los gobiernos a fin de que el convenio y la recomendación sean lo más sólidas posible para proteger a los trabajadores de la violencia en el mundo del trabajo.

Es por estas razones que los sindicatos de todo el mundo —AEBU incluido— escriben por estas horas a sus gobiernos con el fin de expresar su apoyo al convenio y a la recomendación que lo acompaña.