ACTUALIZADO | 16/11/2018 - 18:06

Gran respaldo de la AND a documento del Consejo Central

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Gran respaldo de la AND a documento del Consejo Central

Publicado en:

Un masivo apoyo reunió la propuesta del Consejo Central en la Asamblea Nacional de Delegados (AND), efectuada hoy en nuestra sede.

El documento aprobado por la asamblea valora positivamente lo actuado durante el último período y enumera iniciativas a llevar adelante en el futuro. A la vez ratifica principios inamovibles en el sindicato, como la lucha por el trabajo y el salario, las condiciones laborales y la defensa de Caja Bancaria.

También reitera la disposición a apoyar las transformaciones estructurales y culturales que nuestra sociedad viene empujando y que se han estado materializando durante la última década.

Otro elemento esencial para la vida sindical fue asentado con mayúsculas en el documento. El que reivindica la «independencia de clase pero sin prescindencia de los procesos de transformación política y social del Uruguay». Como complemento se propugna «un accionar unitario, con discusión profunda pero con unidad en las acciones a llevar adelante».

La resolución lamenta que la Ley de Inclusión Financiera «que apoyamos como AEBU y PIT-CNT, se haya politizado y partidizado a través de la iniciativa de reforma de la Constitución con el objetivo de frenar este proceso», dado que este «claramente mejora los niveles de transparencia en las distintas transacciones». En particular el texto manifestó «repudio» por «las expresiones que han salido desde el propio sindicato a cuestionar las resoluciones de la AND en apoyo a la inclusión financiera». También expresó: «Estos compañeros han realizado actividades en conjunto con el sector conservador del sistema político, atacando la solidez del Banco República y la ley de inclusión financiera».

Si bien se toma nota de los beneficios que las corresponsalías entregan a los usuarios del sistema financiero por agregar nuevas bocas de atención, se constata un dato a atender: la escasa sindicalización lograda entre quienes prestan estos servicios. Por esta razón «AEBU deberá atender a su organización y a la lucha por los derechos de estos trabajadores».

La preocupación por el empleo también fue compartida por la AND, un dato que se refleja en el texto aprobado: «Es necesario ubicar dónde se pierden puestos de trabajo y dónde se incrementan en todo el sistema financiero. El trabajo rutinario y sin valor agregado es el que tiende a desaparecer, sustituyéndose por nuevas tecnologías que empiezan a avanzar incluso sobre tareas cognitivas de la mano de la inteligencia artificial».

La introducción de las tecnologías impone un «gran debate» centrado en «cómo y de qué manera, en este proceso contribuimos a mejorar el acceso a los servicios financieros, […] y cómo, apoyados en la innovación tecnológica, logramos mantener y crear empleo, para continuar la mejora en las condiciones de trabajo enmarcadas en la Constitución, las leyes y los convenios colectivos».

Y en este gran debate no deben marginarse los sindicatos, porque «esta nueva revolución en el mundo del trabajo supondría dejar al colectivo a merced de los acuerdos que se puedan originar

entre empresas y Estado sin la injerencia de la clase trabajadora. Sería, en definitiva, hacerle el juego a los grandes capitales y multinacionales». Por ello se plantea tomar cuenta del «enorme beneficio que significan todos los avances tecnológicos», porque ello significa una «nueva forma de combinar tecnología (en definitiva propiedad social) y fuerza de trabajo». De esta forma podrá continuarse «el proceso histórico comenzado masivamente con la primera revolución industrial de mejora de la condiciones laborales y de vida en general, dentro de lo cual está la reducción de las horas de trabajo y la elevación de los niveles de ingreso salarial».

El extenso documento analiza la implantación del sistema informático Bantotal en el Banco República y rescata —por encima de los inconvenientes derivados para el personal y los usuarios— la solución mediante el diálogo de los conflictos generados. A la vez rechaza las «mentiras divulgadas en esa etapa de implementación», y destaca «las distintas propuestas que se fueron construyendo, por encima del eterno discurso del ‘todo o nada’».

Sobre el mismo banco la AND señala «el ingreso de más de 400 trabajadores que aseguran la renovación generacional, […] los concursos internos de gerentes, jap’s, ejecutivos 2 y ejecutivos 3 que han logrado el aumento salarial de cientos de trabajadores, [y] la destercerización del análisis del crédito».

También fue analizada la situación del sector privado. Un dato visible es que «la cantidad de trabajadores de todo el sector financiero privado afiliados a nuestro sindicato se incrementó un 26% desde la última AND (2016)». Ello «a pesar de las fusiones y de los permanentes planes de incentivos voluntarios en el subsector bancario, que solo creció un 2% en el mismo período».

Sobre las empresas no bancarias se destaca el crecimiento de nuestra organización sindical y el hecho  de que en ellas «los trabajadores afiliados a AEBU representan dos tercios del total de compañeros del sector financiero privado. Sin lugar a dudas y en este sentido, uno de los esfuerzos más significativos ha sido la incorporación de los trabajadores de Anda a nuestro sindicato».