ACTUALIZADO | 16/11/2018 - 18:06

Caja Bancaria y la prueba del diez

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Caja Bancaria y la prueba del diez

Publicado en:

Tras el Plenario de Jubilados realizado el jueves 25 sus protagonistas se manifestaron muy conformes con la concurrencia y con sus resultados.

Si la prueba del nueve es la que se utiliza para verificar si una operación está correctamente realizada, en el caso de la reforma de Caja Bancaria la prueba de los 10 años dio un veredicto inapelable sobre su acierto.

El presidente del CDA, Hebert Díaz destacó «la presencia de un número importante de compañeros» en esta jornada de fiesta y reafirmación. También destacó la calidad de la exposición realizada por Leonardo Di Doménico y Eduardo Larralde, representantes de los trabajadores activos en la Caja Bancaria, quienes actualizaron la información económica y financiera referente a este instituto. 

«La vida ha demostrado que la reforma que se hizo de la caja hace 10 años fue la correcta. Fue una decisión bien tomada; viene evolucionando bien y sus reservas están aumentando». Ello permitirá «hacer frente a una situación medio delicada que se va a dar en poco tiempo cuando se van a jubilar muchos compañeros. Pero los estudios actuariales realizados demuestran claramente que después se van a recuperar las reservas en forma exponencial y la caja tiene vida para mucho tiempo», agregó. 
 
El Interior dijo presente

Rolli Giraldi, integrante del CDA de Jubilados valoró positivamente este encuentro y destacó la presencia de cerca de 20 jubilados del Interior en representación de cada una de las seccionales. Este hecho demuestra claramente el interés que este tema despierta en los compañeros, opina Rolli.

Por su parte el consejero Leonardo Di Doménico expresó a Radio Camacuá: «Si bien es cierto que los diez años de la reforma tienen la misma significación que nueve u once años, existe una fórmula convencional de asignarle a una década —en este caso a la que mide la vigencia de la ley 18.396— un significado no solamente institucional y político, sino un valor humano muy importante. Eso es lo que recogimos del plenario».

Di Doménico se manifestó muy satisfecho con el seguimiento de su exposición por parte de los asistentes. Tanto sus palabras como las de Eduardo Larralde recibieron «mucha atención y  preguntas, en una clara expresión del compromiso de los jubilados en la perduración de esta reforma». Portal AEBU