Salarios retrasados ante ganancias de administradoras

Tiempo de lectura
5 minutos
Leido hasta ahora

Salarios retrasados ante ganancias de administradoras

Publicado en:

José Iglesias realizó un completo informe para comunicar las medidas llevadas adelante en apoyo de nuestra plataforma en el consejo de salarios de las administradoras de crédito.

El presidente del Consejo del Sector Financiero Privado se refirió a las acciones dirigidas a informar a ese sector de trabajadores y al conjunto del sindicato. A la vez citó las reivindicaciones concretas planteadas y aún sin respuesta por la patronal. Asimismo llamó a comprender —en este año de elecciones— el riesgo existente de vaciamiento de contenido de los consejos de salarios que significaría un retroceso en materia de derechos, salarios y condiciones de trabajo.

«Hoy contactamos a los compañeros con lugares de trabajo ubicados en la avenida 18 de Julio, ayer lo hicimos en toda la Avenida 8 de Octubre y el miércoles lo habíamos hecho en Paso Molino y Colón. La intención del consejo del sector privado es, en primer lugar, explicarles a todos los compañeros la plataforma reivindicativa que está llevando adelante el sindicato en los consejos de salarios. Estamos hablando de 4000 trabajadores de las administradoras de crédito, cuyo futuro depende de lo que se decida en los consejos de salarios en términos de ingresos y también de condiciones de trabajo. Porque la plataforma de AEBU no solo toca los aspectos salariales, sino también algunos que tienen que ver con las condiciones de trabajo en este sector.

Este sector ha crecido de manera importante en los últimos años. Tengamos en cuenta que en los últimos 10 años el crédito, respecto del producto interno se duplicó para estas empresas administradoras de créditos. Estos son datos que obtuvo nuestra Comisión Técnica Asesora de los informes públicos del Banco Central. Entonces, estamos hablando de un sector que ha aumentado su actividad notoriamente y que, a la vez, también ha aumentado sus beneficios, sus ganancias día a día, minuto a minuto

¿El salario ha aumentado? Sí. Gracias a los consejos de salarios el salario fue aumentando, sobre todo en los laudos. Y reivindicamos ese acuerdo —que en este momento está vencido— como un buen acuerdo para los trabajadores y trabajadoras del sector. Pero entendemos que, frente al hecho de que las ganancias de las empresas continúan creciendo, es posible que las condiciones de trabajo y el salario también continúen mejorando. Por ello nos estamos movilizando en esta etapa. Hoy estamos cerrando nuestro trabajo en Montevideo y la semana que viene nos vamos a estar movilizando en el Interior. El lunes y el martes vamos a estar en las ciudades de Paysandú, Salto, Colonia y Maldonado y el miércoles 7 tendremos una nueva instancia en el Ministerio de Trabajo.

¿Cuál es nuestra preocupación y por qué nos estamos movilizando? Porque, entre otras cosas, en el Ministerio de Trabajo, en la mesa de negociación, no hemos podido avanzar de acuerdo a los tiempos que están establecidos. Tengamos en cuenta que esta es una ronda de consejos de salarios que se da en pleno año electoral. Entonces, es importante que en esa reunión del consejo de salarios podamos avanzar, porque aún no está definido ni siquiera el correctivo que tendrán los compañeros de las administradoras de crédito. Me refiero a la corrección contra la inflación, es decir algo que se nos debe a los trabajadores. Y menos aún está definido cuál es el aumento de salarios que vamos a tener, cuál es el paquete salarial que vamos a tener. 

Nosotros reivindicamos que, en un sector que ha aumentado las ganancias diarias, que año a año ha ido aumentando la masa de resultados operativos, tengamos ganancia de salario real. Tengamos crecimiento del salario real de los trabajadores. Por la vía que sea. No nos cerramos a ninguna propuesta, pero sí que las condiciones de trabajo de los compañeros y el salario mejoren.

¿Qué tenemos que hablar sobre las condiciones de trabajo? Tenemos que hablar de que en el sector aún hay empresas que no pagan quebrantos, donde el quebranto es de los compañeras y compañeros cuando tienen diferencias. Lamentablemente hay algunas empresas que todavía en este sector, ganando millones de dólares, osan cobrarle las diferencias de quebranto a los trabajadores o financiárselas cobrando interés, lo que es mucho peor. Entonces, sabiendo que algunas empresas ya pagan quebranto, ya pagan premios por eficiencia de caja, entendemos necesario que esto se generalice al conjunto del sector como una forma de establecer condiciones de trabajo niveladas para todos.

Del mismo modo entendemos que es necesario establecer algunas cuestiones que hemos reivindicado en otros consejos de salarios, como tener días para el cuidado de los familiares directos. Estamos hablando de un sector muy feminizado, con muchas compañeras jefas de hogar que tienen hijos y deben tener derecho a que, frente a un quebranto de salud de sus hijos, disponer de días, de un tiempo para su cuidado y que este no sea descontado de sus licencias.

También estamos reclamando disponer de días frente a una situación de violencia familiar, como lo hemos hecho en todos los consejos de salarios de todos los grupos. Pero también estamos reclamando que, así como en algunas empresas ya existe una partida de salud, tanto para el empleado como para el núcleo familiar, se permita a estos trabajadores y trabajadoras cubrir gastos mínimos de salud que puedan tener en el correr del año. No estamos hablando de grandes partidas, de grandes cantidades de dinero, hablamos del salario, de las condiciones de trabajo de los trabajadores y trabajadoras de las administradoras de crédito.

Por lo tanto es importante lo que pueda suceder el próximo miércoles. Estaremos informando y logrando que todos los trabajadores del sector financiero privado entiendan y comprendan que para nosotros es importante que los compañeros puedan avanzar en términos de salario y condiciones de trabajo. Seguramente va a ser así porque AEBU siempre fue un gremio solidario.

Ahora una reflexión: Estamos en un año de decisiones políticas que pueden significar la continuidad o no de los consejos de salarios tal cual existen hoy. Es importante que reflexionemos sobre este punto. ¿Por qué estamos en esta instancia? Porque los consejos de salarios lo permiten. Hoy podemos plantearle a los trabajadores y a las empresas que hay que mejorar las condiciones porque existen consejos de salarios y han existido también condiciones mínimas para la organización sindical. Una cosa que no ocurrió durante diez años de la década de los 90, cuando no se convocó a los consejos de salarios y el salario real de los trabajadores permaneció casi estancado, a pesar del crecimiento económico registrado. Una situación que finalmente terminó en la crisis de 2002. 

Nos parece importante reflexionar sobre este punto porque, entre tanta cosa que se dice en los medios, entre tantas cosas que se hablan, no se habla de las cosas que pueden significar un cambio en la vida de los trabajadores y trabajadoras del Uruguay y que significa también un cambio en el caso de nuestros mayores. Porque el salario real aumentó en estos últimos 15 años en que hemos tenido consejos de salarios. También aumentaron las jubilaciones y las pensiones. Pero peligra en estos momentos la continuidad de los consejos de salarios, porque plantear que va a haber negociación colectiva empresa a empresa o trabajador a trabajador no es negociación colectiva. Los compañeros que tienen condiciones de organización inferiores a las que podemos tener algunos van a verse afectados si los consejos de salarios terminan, y este es un punto central: debemos reivindicar como sector, como AEBU en su conjunto y como movimiento sindical la continuidad de los consejos de salarios. Así que aprovechamos también esta oportunidad para reafirmar la posición del sindicato en el sentido de que la negociación colectiva en los consejos de salarios protege a los compañeros con menor organización sindical y les permite seguir organizándose, como ha sido el caso de las administradoras. Porque hasta hace poco tiempo no teníamos compañeros organizados en las administradoras de crédito; y hoy los compañeros de Creditel, de Crédito de la Casa, las compañeras de Pronto!, los compañeros de Sume-C, un conjunto de compañeras y compañeros, están organizados hoy en nuestro sindicato, un sindicato único que los va a defender de manera solidaria como siempre ha sido.