Trancazo en las Administradoras de Crédito

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Trancazo en las Administradoras de Crédito

Publicado en:

Mientras la negociación encuentra obstáculos, los trabajadores de las Administradoras continúan movilizados por su plataforma y también para dejar claras las consecuencias negativas que tendría, en distintos sectores de la población, que primara una política de minimizar la negociación colectiva.

Ayer José Iglesias, presidente del Consejo del Sector Financiero Privado fue entrevistado en Camacuá y Reconquista, acerca de la instancia de negociación por los consejos de salarios de las Administradoras de Crédito que se había reunido en esa misma jornada.

El dirigente sostuvo que el subgrupo está «trancado» al no lograrse avanzar en el correctivo que debe aplicarse para completar el ajuste salarial correspondiente al convenio ya vencido.

El acuerdo había estipulado un adelanto del 5 por ciento para su año de vigencia, pero la inflación estuvo muy por encima de eso.

«No reconocer el correctivo significaría comerse parte del crecimiento del convenio anterior», señaló Iglesias.

Esta no es la única discusión irresuelta. «Nosotros entendemos que debe haber un quebranto mínimo para toda la rama de las Administradoras», recordó el presidente del sector privado.

Además el sindicato reclama que se otorguen días libres cuando los trabajadores tienen a su cargo tareas de cuidados o ante situaciones de violencia doméstica, como así también para capacitación y estudio.

Este último aspecto es de particular relevancia en un subgrupo que abarca cuatro mil trabajadores, «de los que el noventa por ciento son trabajadoras, compañeras que son jefas de hogar. Muchas de ellas hoy están encarando estudiar mediante el programa que tiene Aebu con Proces, el programa de culminación de estudios secundarios del Consejo de Educación Secundaria con Inefop.»

Para Iglesias, la organización de los trabajadores de las Administradoras «es una experiencia en que se ha reafirmado el sindicato y se ha reafirmado desde abajo Porque lo que tenemos es que las compañeras paran y van a la movilización. Eso lo vimos en Montevideo, lo tuvimos en Paysandú y lo tuvimos en Salto. Así que vayanlo teniendo en cuenta», apuntó.

La semana que viene habrá una nueva reunión del subgrupo. La expectativa es lograr un acuerdo «que nos permita hablar nuevamente de un convenio con crecimiento», sostuvo el dirigente.

Iglesias adelantó que esta semana los trabajadores de las Administradoras seguirán movilizados en Montevideo, no solo por su plataforma propia, sino para explicarle a la población la importancia de los consejos de salarios. El dirigente subrayó que, desde su reinstalación hace quince años estos «funcionan bien, logrando en general acuerdos entre las partes».

Pero además los consejos «han permitido que en Uruguay una gran parte de los trabajadores se organice», añadió. «Porque tenemos que tener en cuenta que, aunque se dice que habría que negociar en forma bipartita, en este país son muchas las empresas que, cuando los trabajadores se organizan, no quieren firmar convenios bipartitos.» Según el dirigente, son muchas las empresas que, «cuando llega el momento, representadas por los mismos abogados que hoy alaban la negociación bipartita, se niegan a negociar».

Iglesias subrayó que el tema de los consejos de salarios no solo atañe a los trabajadores, «sino que también tienen que tener claro los jubilados y pensionistas que si a los trabajadores les va mal con el salario, a ellos les va a ir mal con sus pasividades». «Y creo que también tienen que tener claro esto un conjunto de capas medias del Uruguay. A ellos también le va a ir mal, si nos va mal a nosotros», agregó.

La recorrida por el litoral realizada la semana pasada le permitió a Iglesias graficar este concepto. «Hay planteos concretos de sectores políticos que cuando fueron gobierno no convocaron a los consejos de que en ciertas zonas geográficas se negocie de una manera distinta, de que puedan quedar por afuera de los consejos. Y esto significa que le van a bajar el salario a los residentes en esas zonas. Para zonas que hoy están muy complicadas, como puede ser el litoral, pensar en bajar los salarios es agudizar las dificultades que ya se tienen», argumentó.

«En el litoral», explicó el dirigente, «hoy hay una situación difícil, producto de la situación de ruina que hay en la Argentina, justamente por seguir políticas económicas y laborales que fueron en contra de los trabajadores y terminaron generando una situación de caos generalizado. Esto afecta sin duda a las ciudades limítrofes con la Argentina. Por eso nosotros quisiéramos saber quién efectivamente piensa que dejando a estas zonas por fuera de los consejos de salarios se va a solucionar el problema. Porque dejarlas por fuera es bajar el salario ahí. Y bajar el salario significa que si los que comerciantes de esa zona hoy tienen un panorama complicado, mañana van a tener un problema grave, de crisis y eso es lo que no queremos».