Avelino deja honda huella

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Avelino deja honda huella

Publicado en:

AEBU perdió ayer a uno de los compañeros de más importante trayectoria en el norte del país, el ex dirigente seccional Avelino Cordero.

Fernando Iraola, quien durante varios períodos ocupó la Secretaría del Interior y mantuvo con el compañero fallecido una ami stad nacida de la lucha compartida, destacó su presencia «siempre al firme y sin falta en cuanto plenario "de los que duelen" se realizaron en AEBU».
 
Para dar una imagen representativa de Avelino, Iraola relató una anécdota de la que fue testigo cuando se encontraba reorganizando la Mesa Intersindical de Artigas, por encargo del PIT-CNT. Tras un intenso trabajo se realizó en 2011 una asamblea a la que concurrieron 25 sindicatos, no solamente de Artigas sino también de Bella Unión. Nombradas las nuevas autoridades, y luego de un paréntesis producido en el funcionamiento de ese órgano, Avelino pidió la palabra y dijo tener algo para entregar. Acto seguido sacó una bolsa de plástico que había permanecido años guardada y que contenía el libro de entradas, el sello del Plenario Departamental y la suma de 2534 pesos. Allí había estado preservada la memoria del movimiento sindical.
 
Perteneciente a la vieja guardia de dirigentes, Cordero selló con ese gesto la continuidad del movimiento sindical en el departamento y despertó a la vez expresiones de sorpresa entre los jóvenes asistentes. «Obviamente me hinché de goce y le expresé a la asamblea mi orgullo por los militantes de AEBU», sentenció Iraola.

Cristian Ibarra, «de la nueva camada» —como se autodefine el actual integrante de la seccional Artigas— expresó a Portal AEBU que en el velatorio realizado en la sede de AEBU fue enorme la presencia de compañeros de los sindicatos del departamento, así como las manifestaciones de dolor colectivo. «Avelino fue un referente en todo sentido. Más allá de jubilarse estuvo permanentemente dedicado a coordinar las actividades en el local, tenía las llaves y siempre que alguien llegaba al primero que se encontraba era a él».

Ibarra narró también que el compañero fallecido fue el organizador habitual de los actos del 1 de mayo hasta este mismo año, e igualmente lo hacía con los actos del 20 de mayo. Su entrega al trabajo sindical y social se extendía también a la difusión de las actividades de la seccional: «En su viejo Fiat 1 ponía parlantes y salía a hacer la propaganda. Fue sin duda el primer referente sindical de Artigas y siempre estuvo arrimando compañeros al sindicato».