Tres décadas de luchas conjuntas

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Tres décadas de luchas conjuntas

Fecha
Publicado en:

En el local del PIT-CNT desbordado de compañeros y con numeroso público en la calle se realizó ayer el homenaje sindical al presidente Tabaré Vázquez. 

Tabaré Vázquez en el homenaje realizado ayer por el PIT-CNT | Foto: Alexis Vilariño
Tabaré Vázquez en el homenaje realizado ayer por el PIT-CNT | Foto: Alexis Vilariño

Con mucha anticipación a la hora prevista, fueron llegando numerosos sindicalistas a la sede de la calle Jackson para ocupar la platea y participar del acto en el que el PIT-CNT recibiría al presidente Tabaré Vázquez, bajo cuyo mandato se produjeron enormes avances en materia de derechos. Cuando este arribó puntualmente y se encontró con los máximos dirigentes, la sede sindical ya había quedado chica y el público desbordaba la vereda y se extendía por la calle, que había sido cortada por razones de seguridad.

Ante esta presencia multitudinaria tomó la palabra el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, quien se refirió a los avances logrados en materia laboral durante los dos períodos presidenciales de Vázquez. Entre ellos resaltó la convocatoria a los consejos de salarios en 2005, la ley de fueros sindicales, la creación del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), la ley de emergencia, las ocho horas para los trabajadores rurales, el reconocimiento de las trabajadoras domésticas y la ley de responsabilidad penal empresarial.

Tras esta enumeración expresó: «[Algún día] serán reconocidas las conquistas sociales encabezadas por el doctor Tabaré Vázquez e impulsadas por la lucha de la clase trabajadora, con la misma admiración con que hoy miramos las reformas de don José Batlle y Ordoñez».
El reconocimiento de estos avances —entendió— no empaña «ni la independencia de clases ni la autonomía con que resuelve, organiza y lucha nuestra clase trabajadora, que intenta avanzar hacia una sociedad sin explotados ni explotadores».

Reconquista de «derechos soterrados»

Tales expresiones despertaron la emoción en el presidente de la República, sentimiento cuya presencia se evidenció en el tono empleado en su discurso y se tradujo en un «cúmulo de sentimientos que me están golpeando la conciencia, el alma, el pensamiento en este momento». 
Tras esta descarga emocional señaló que estaba ante «una oportunidad enorme para agradecer a los compañeros del PIT-CNT, por haber planteado este acto de respaldo y reconocimiento a quien está hablando». 

Aclaró luego que en todos los avances enunciados por Abdala su contribución había sido «ínfima», porque «nadie puede hacer nada solo; no hay destino en soledad. Lo que hicimos es producto o fue producto de un trabajo en equipo». Y de esta suerte, «cada uno de esos temas, cada uno de los proyectos que fueron al Parlamento y después se aprobaron fueron estudiados, analizados, planteados, enriquecidos, con la contribución de todos los compañeros ministros que estuvieron junto a nosotros en esto».

Entre aplausos indicó que el objetivo de ese esfuerzo conjunto se dirigió a «avanzar en el terreno de la justicia social, de las políticas públicas y sociales, de conquistar y reconquistar derechos legítimos de los trabajadores que estaban muchos de ellos soterrados y que, por suerte, hemos ido de a poco logrando avanzar en esa dirección de una mayor justicia social y una mayor justicia para el trabajador».

Estas mejoras no habrían sido posibles «si no hubiéramos tenido con nosotros a la clase trabajadora y al PIT-CNT», y a la «relación seria, madura, formal, sin claudicaciones pero sí con convencimientos de argumentos sólidos» que con él y su gobierno mantuvo la central sindical en un diálogo «permanente, responsable», agregó.

Vázquez manifestó luego su pertenencia histórica a la clase trabajadora: «No lo digo por estar acá, lo he dicho en otras oportunidades, porque toda mi familia, desde quién sabe cuánto tiempo atrás, fueron trabajadores del campo» y uno de sus abuelos trabajó en la minería y falleció en un accidente laboral. También «la familia de quien fue mi compañera de toda la vida fue de la clase trabajadora», resaltó. 

Tras despedirse con un «Hasta siempre», la salida de Vázquez fue trabajosa, dificultada por continuos saludos y abrazos de dirigentes y militantes.

«De este día nunca nos vamos a olvidar»

En un breve discurso de cierre el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, compartió la emoción de la jornada y expresó: «Créanos, de este día nunca nos vamos a olvidar». El dirigente además recorrió su trayectoria conjunta con el homenajeado en la lucha por los derechos democráticos, iniciada mucho antes de que fuera presidente. A Vázquez «no lo conocimos en el gobierno, sino militando para anular la Ley de Caducidad» o en la defensa de ANCAP cuando se pretendió privatizarla en 2003, agregó.

Pereira hizo suyas las palabras de Abdala y saludó a «esos compañeros a los que tanto le debemos, a los que nos han enseñado que la unidad es un valor a construir en lo diario, en lo cotidiano», en referencia a los integrantes de la comisión de fundadores del CNT presentes en este homenaje.