Que los más débiles no paguen el precio de la pandemia

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Que los más débiles no paguen el precio de la pandemia

Fecha
Publicado en:

El presidente del PIT-CNT se internó en el ineludible tema de la pandemia del COVID-19 e informó sobre lo resuelto por la Intersocial en la reunión de este mediodía.

Youtube

Se reunió hoy la Intersocial que integra el PIT-CNT para dar forma a una propuesta de «renta transitoria de emergencia» que asegure a los trabajadores un «ingreso mínimo». Fueron más de 10 las organizaciones integrantes que se congregaron en la sede de la central obrera. Entre ellas destacamos al PIT-CNT, la FEUU, Onajpu, Fucvam, el colectivo Ovejas Negras, la Intersocial Feminista, feriantes del parque Rodó y Villa Biarritz, Usuarios de la Salud Pública y Privada y Redes Amigos de la Tierra, dentro de un conjunto más amplio. 

Al cabo del encuentro Fernando Pereira expuso lo allí resuelto y llamó a participar en una movilización multitudinaria este miércoles por la noche, desde nuestros hogares. 

Esta es la versión completa de sus palabras: 

Hemos acordado una plataforma mínima para impulsar con el gobierno nacional y con el resto de la sociedad. Uno de sus aspectos tiene como base proteger a los sectores más débiles: aquellos que hoy no están teniendo ingresos porque, o eran trabajadores informales o vivían de changas o tenían ingresos como pueden ser los de los feriantes, las costureras, los trabajadores del comercio quienes están en la informalidad. Y muchas otras ramas de la actividad en las que, teniendo una fuente de ingresos que les permitían subsistir todo el mes, en estas circunstancias han pasado del ingreso que tenían a la nada. Para estas personas estamos planteando una prestación social para que, si hay cuarentena obligatoria, puedan subsistir de la mejor manera en esta circunstancia tan negativa que nos toca vivir. 

Un segundo aspecto está vinculado a las tarifas públicas. Y si no se quiere tomar la política de no aumentar todas las tarifas públicas, como mínimo hay que atender al sector de la sociedad que tiene menos consumo, tanto en electricidad como en agua potable, como en el uso de telefonía, y permitir que esos hogares de menores recursos no pierdan esos accesos tan fundamentales. 

Un tercer aspecto es postergar las deudas que estas personas y otros sectores vulnerables tienen con las tarjetas de crédito o con los préstamos, cambiando las fechas de vencimiento y generando facilidades para los pagos. 

Todo este conjunto de medidas está pensado para generar una circunstancia en la que la sociedad no sea la que pague el precio de la pandemia. La crisis sanitaria se ha transformado en una crisis económica y esta se puede transformar en una enorme crisis social si no colocamos estos paliativos tan fundamentales.  

Por eso llamamos a todos los uruguayos y uruguayas detrás de esta plataforma a cacerolear el miércoles, a las 21 horas, y hacer un apagón voluntario, porque no encontramos otra forma de luchar hoy que no sea esta. Nos gustaría que decenas de miles de trabajadores y miembros de las organizaciones sociales se encolumnaran, como lo hemos hecho a lo largo de nuestras vidas en las calles de nuestras ciudades. Esto, claramente, hoy está contraindicado. Para poder movilizarnos, para poder apoyar, para poder darnos un abrazo, para poder transmitir nuestros valores, nuestra solidaridad y nuestra lucha, el miércoles nos expresaremos de esta manera. Tratando de que en el menor tiempo posible logremos expresarnos con la gente en la calle como ha sido nuestra historia, la tradición y el procedimiento habitual del movimiento sindical. Sin duda que hacemos historia. ¡Viva la Intersocial! ¡Viva el PIT-CNT! 
 

«Solo se sale de la crisis endeudándonos» 

Esta mañana Fernando Pereira analizó en el programa Desayunos Informales de Teledoce el planteo del Sindicato Médico de establecer una cuarentena obligatoria y juzgó que «más allá o más acá» ella será decretada. Esta acción, destinada a enlentecer la velocidad de la propagación del COVID-19, impuesta por la realidad, debe venir acompañada —a entender del PIT-CNT— por medidas de orden social que «resuelvan los problemas de la gente», porque «hay gente que ahora no tiene nada porque no puede trabajar». 

La realidad muestra que muchos empresarios están adoptando actitudes censurables y así lo expresó Pereira: «Hay empleadores que les dicen a sus trabajadores que se queden en sus casas, pero no les pagan. ¿Qué hacemos con esas cosas? El convenio dice que hay que pagar, pero lo primero es el alma: ¿cómo no le vas a pagar? Los sindicatos tenemos que ponernos atrás de las denuncias». Se refirió luego a las distintas categorías (informales, monotributistas y pequeños empresarios) en que pueden agruparse los trabajadores y explicó que, simplemente, «no tienen ninguna cobertura». Por ello «si no se construye una medida elemental, como un bono por el tiempo que dure la crisis, no van a resistir el período de cuarentena», sostuvo.            

Y tras analizar las retribuciones que se pierden y los subsidios a arbitrar pasó citar los aspectos tributarios cuya oportunidad los sindicatos cuestionan: «También está el tema de las tarifas. Se puede evitar el aumento a los sectores más débiles, si no se quieren tomar medidas amplias. O cambiar fechas de vencimientos de diferentes pagos». 

No dejó de anotar Pereira que las medidas reclamadas por los sindicatos van a generar un déficit económico y «nos vamos a endeudar», pero «ningún país en el mundo está hoy analizando el déficit» y por ello reclamó «medidas más potentes». Dado el rumbo al que se está conduciendo el país advirtió: «Esta crisis sanitaria se transformará en una crisis económica y social. Solo se sale de ella endeudándonos. Si no lo hacemos ahora, endeudaremos a las futuras generaciones con pobreza. Hay que cubrir 400.000 hogares que quedaron sin ningún ingreso», enumeró. Por todo ello expresó una frase que todo lo resume: «Es mejor endeudar a las futuras generaciones que dejar un país devastado».

Archivos complementarios: