Pérdida salarial injustificada bajo bonanza financiera

Tiempo de lectura
3 minutos
Leido hasta ahora

Pérdida salarial injustificada bajo bonanza financiera

Publicado en:

Una numerosa concentración del sector privado se realizó ayer por la tarde frente a la sede de OCA en defensa del salario.

Freddy Ramos, secretario del Consejo del Sector Financiero Privado, fue el orador en el acto celebrado ayer por la tarde a las puertas de OCA. En su discurse ubicó la posición de AEBU en el conflicto que mantiene con bancos y otras empresas del sector financiero por el mantenimiento del salario real. «Se dice que a partir de la pandemia se ingresó en una situación complicada. Eso es cierto, no nos tapamos los ojos. Somos parte de una sociedad, pero este sector —el sector financiero, los bancos, las aseguradoras, las tarjetas de crédito, las procesadoras— no perdieron negocios, no sufrieron la crisis que estamos pasando». Por el contrario, enfatizó: «Durante la pandemia trabajamos a full. Fue el primer año que en Turismo debimos habilitar a más compañeros para que trabajaran esa semana. No dejaron de ganar». Para más detalle señaló que «algún banco ganó menos, cuando la mayoría ganó más en este semestre de pandemia que en el mismo semestre del año pasado». 
    
Recortes de exportación

Frente a este exitoso comportamiento económico del sistema, expuso: «La rebaja de nuestro salario no va a ir a la sociedad, no va a ir al mercado interno» y para explicarlo puso «un solo ejemplo sacado de un solo banco. El 4 % que nos quieren rebajar de nuestro salario a partir de este año significaría en un solo banco cuatro millones de dólares de ganancia para ese banco. Esos cuatro millones de ganancia no van a ir al mercado, van a ir para España, para Canadá o para Brasil. Van a ir a agrandarles los bonos a los gerentes, como uno que esta acá [en OCA], que vino del Itaú a hacer carrera con los compañeros de OCA». Para mayor detalle explicó una tarea bancaria que se ejerce en 'la tarjeta de los uruguayos': «Vienen a venderle a los clientes cuentas del ITAÚ. ¿Y quién va a hacer ese trabajo? Son los compañeros de OCA, a los que quieren bajarles el salario. No estamos pidiendo ni un peso más, estamos pidiendo no perder salario», enfatizó. 

Más adelante Ramos se preguntó sobre la contribución del sector financiero a la sociedad en este último período. «¿Este sector cuánto aportó a la sociedad en esta crisis de la pandemia? Acá nos conocemos todos. Hicieron bien, entregaron canastas a la gente necesitada,  pero esa guita la recuperan con la exoneración de impuestos. No pusieron un peso para la sociedad. Y los préstamos que están dando, que habilitó el Gobierno, están en un 80 % garantizados por el Estado y los están usando más los bancos que los empresarios. Son otro negocio para los bancos y tienen la desfachatez de decirnos en la mesa de negociación que por qué queremos ser privilegiados y no perder salario como pierde el resto de los trabajadores». En contraste —reveló— «este sector de la economía no perdió un peso y ganó más que en el mismo período del año 2019 y lo va a seguir haciendo». 

Para enfrentar esta situación apeló Freddy Ramos a «la unidad de los trabajadores», «al trabajo y la pelea conjunta» que van a ser «centrales para lograr el objetivo de no perder salario».

El conflicto que se extiende desde agosto no ha surgido desde la nada, y AEBU ha mantenido todo el tiempo una actitud propositiva, recordó el secretario del Consejo del Sector Financiero Privado. «Hemos ido a la mesa de negociación en cuatro oportunidades. Nosotros fuimos los que planteamos fórmulas de salida. No somos intransigentes, nunca lo fuimos y no lo seremos porque somos un sindicato de 78 años responsable y que tiene por delante 78 años más para defensa de los trabajadores. Somos los únicos que hemos puesto arriba de la mesa  fórmulas de salida a esta situación y por la otra parte no traen fórmulas y nos chicanean», reprochó.

«Estamos junto con los bancos»

Claudia Medeiros, presidenta de la Comisión Representativa de OCA, propiedad de Banco Itaú, defendió en Radio Camacuá el mantenimiento del salario real en su empresa.

«OCA no ha dejado de ganar durante la pandemia», expresó Claudia Medeiros, dirigente histórica de esa institución. «Es una empresa sólida y por algo somos la tarjeta líder en el mercado. Eso significa que es una tarjeta que se sostiene ante todo. En esta oportunidad, aprovechando el contexto, la empresa está tratando de no renovar el acuerdo en el consejo de salarios y con ello nos haría perder salario real. Por ello estamos en la misma situación en que están los bancos, con convenio vencido y pérdida de salario real. Y por eso también estamos en esta movilización conjunta con los bancos apoyándonos, para poder torcer esta situación». 

La dirigente sostuvo que ya es tangible el deterioro del salario «que ocasiona el empobrecimiento del trabajador». Por ello, «día a día uno visualiza en el supermercado que el salario va rindiendo menos. Nosotras, trabajadoras jefas de hogar, sentimos en el bolsillo la pérdida del salario real», explicó.