Gambera reclamó «diálogo entre todas las partes» para la seguridad social

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Gambera reclamó «diálogo entre todas las partes» para la seguridad social

Publicado en:

En una extensa entrevista radial Fernando Gambera negó que el problema de la seguridad social sea exclusivamente demográfico.

Entrevistado por M24, nuestro secretario general Fernando Gambera reclamó para la seguridad social el «suficiente diálogo para que haya acuerdo de todas las partes involucradas, en la búsqueda de alternativas que equilibren y compensen los intereses en juego en un tema tan sensible».  

Historió que «se introdujo en 2008 una forma nueva de aportación [para Caja Bancaria] por la cual, además del aporte que hace la empresa por cada funcionario que tiene en plantilla, se incorpora otro ligado al balance de la empresa y al activo que tiene el negocio. Si el negocio es más grande la empresa va a aportar de acuerdo con ese parámetro». A continuación destacó que esto representa la existencia de «una nueva forma de aportación que empieza a gravar la tecnología que cada empresa añade. Si una empresa incorpora tecnología a través de una app o de sistemas autómatas, como son los cajeros automáticos, eso va a estar del lado del activo por la incorporación que hace a su negocio, y en ese sentido termina compensando la cantidad de empleo que esa tecnología pudo haber sustituido». 

Por ello manifestó que no está «de acuerdo con que en la etapa de diagnóstico en que se encuentra la comisión de técnicos designada por la LUC se establezca que el problema de la seguridad social —y esto no es exclusivamente para la Caja Bancaria— sea un problema demográfico y nada más». Se trata para él de algo mucho más complejo y con muchos componentes. 

Jubilados aportan U$S 60 millones    

Interrogado por el periodista, Gambera se refirió al aporte del Estado en la Caja: «Cuando decimos que todos decidimos poner, entendamos que el Estado va a poner 11 millones de dólares por año, pero en realidad ese aporte está directamente atado a un doble impuesto que se aplica a los jubilados. Hay una recaudación por impuestos a los jubilados de Caja Bancaria en el entorno de 60 millones de dólares que termina yendo a Rentas Generales, una cifra mucho mayor que lo que aporta el Estado para esta etapa de refinanciación de la Caja Bancaria que se viene transitando desde 2008». 

Nuestro secretario general mencionó además el enorme aporte económico del Área Forestal de Caja Bancaria: «Se está dando una generación de reservas a través de la inversión en la forestación, tanto en Durazno como en Paysandú, que pasa a ser un activo de la caja y que, llegado el caso, es una reserva a la cual acudir para cubrir las prestaciones si fuera necesario. Pero tiene también un ángulo social, que es el de ser un polo de trabajo y de inversión social en dos departamentos, algo que también es un aporte del instituto que muchas veces no se destaca como corresponde».