Segunda comparecencia de AEBU ante la Comisión de Expertos en Seguridad Social

Tiempo de lectura
2 minutos
Leido hasta ahora

Segunda comparecencia de AEBU ante la Comisión de Expertos en Seguridad Social

Publicado en:

Elbio Monegal, Fernando Gambera, Leonardo Di Doménico, Juan Carlos López y Pablo Andrade comparecieron ante la Comisión de Expertos en Seguridad Social (CESS) para defender la autonomía de la Caja Bancaria.  

Pablo Andrade —integrante de la representación de los trabajadores activos en la Caja— expresó que, además de plantear los argumentos por los cuales el sindicato entiende que este instituto debe mantener su autonomía, se defendió a la vez algunos aspectos vinculados a su estructura de funcionamiento y al origen de sus fondos. Se aportó también «a la discusión de los conceptos sobre los privilegios que tantas veces se manejan, vinculados con la previsión social y particularmente a la defensa de las fuentes de financiación», agregó.

En un video disponible en el sitio de Radio Camacuá, Andrade explicó que la CESS funcionó básicamente como receptora de las consideraciones de AEBU, entregadas en diez documentos diferentes. En uno de ellos «se analiza la viabilidad de la Caja en el largo plazo (tiene una capitalización que le permite proyectarse en un plazo de más de 50 años con estabilidad). Otro documento muestra la evolución del trabajo y del empleo en el sistema financiero, cuáles son las perspectivas de los cambios tecnológicos que lo van a impactar, y en función de estos elementos hace un análisis de las fuentes de financiación». 

Empresas aportan por su volumen de negocios

Sobre este punto se detuvo Andrade en su exposición: «Este aspecto es importante porque uno de los componentes que tenemos para financiar nuestro instituto es una contribución patronal no asociada a la cantidad de empleados sino al volumen de negocios de las empresas. Esto permite que la Caja tenga un reaseguro frente a lo que puedan ser los movimientos en materia de empleo y genera al mismo tiempo una vinculación de la seguridad social con el desempeño de la actividad financiera en el país. [Se trata de] un elemento que preserva a la institución y los derechos jubilatorios de los afiliados de los altibajos que tengan la cantidad de trabajadores y la aplicación de nuevas tecnologías en el sector». 

Para el dirigente, «otro elemento de la presentación en el cual tuvimos que centrar mucho la atención fue el intento repetido por parte de algunos representantes del Poder Ejecutivo en la CESS de sostener que la Caja Bancaria tiene un régimen de privilegios. Ante esto podemos demostrar que, en realidad, la Caja paga prestaciones que están directamente vinculadas —en su monto y en su duración— con lo que los trabajadores afiliados aportan». Y como prueba declaró: «Especialmente, el sector de los trabajadores bancarios tiene una situación de equilibrio que fue confirmada por los estudios hechos por CINVE y los asesores de la misma caja». 

Andrade también se refirió a los materiales aportados a la comisión de expertos: «Desarrollamos  un conjunto de elementos en diez documentos que van a ser publicados en la página web del sindicato y ya están en la página web de la Comisión de Expertos». 

Coordinación con el PIT-CNT

Desde su natural conexión con Caja Bancaria, AEBU forma parte de un movimiento más amplio ligado con el futuro de nuestra seguridad social en sentido amplio, y al respecto estimó: «El tiempo próximo va a ser complejo. Estamos coordinando con el PIT-CNT una defensa de la seguridad social en general para todos los trabajadores del país, porque se viene una ofensiva importante que intenta deteriorar derechos, tanto en materia de cálculos jubilatorios futuros como en materia de edades de trabajo». También está en juego la forma «en cómo se descarga el costo de la seguridad social, no sobre las empresas y los sectores más gananciosos de la economía sino sobre los trabajadores», agregó. Por lo tanto «estamos en una etapa que nos prepara para la discusión más profunda, para la defensa de nuestro instituto y de un modelo de seguridad social que se base en la solidaridad y especialmente en el respeto de los derechos adquiridos».