Fuegos nuevamente encendidos

Tiempo de lectura
1 minuto
Leido hasta ahora

Fuegos nuevamente encendidos

Publicado en:

AEBU iniciará el 6 de abril una nueva etapa de su apoyo a las ollas populares de Ciudad Vieja y lo focalizará en dos de ellas.

Guillermo Pastor además de su responsabilidad como coordinador de Sala Camacuá es uno de los encargados de canalizar el apoyo de AEBU hacia las ollas populares. Este dirigente —quien hace de puente del sindicato con las organizaciones sociales de la zona— explicó a Portal AEBU cómo volverá la llama a la cocina de AEBU. 

La estrategia adoptada para atender a los vecinos necesitados de Ciudad Vieja este año será diferente. Para diseñarla se tuvo en cuenta que el año pasado se cubrió desde nuestro local sindical a una población marginal ya preexistente a la pandemia, y no se llegó a los residentes de Ciudad Vieja que sufrieron los efectos sociales derivados de la pérdida de empleo. 

Con este fin en mente Pastor informó que por semana el sindicato entregará 1000 platos de comida a dos entidades barriales. Una de ellas funciona en el merendero Las Bóvedas (Rambla 25 de Agosto 566 y Juan Carlos Gómez), un emprendimiento de miembros de las viviendas cooperativas de la zona de la terminal Río Branco, y la restante en Juan Lindolfo Cuestas y Sarandí. 

AEBU propuso a los responsables de estas ollas populares entregarles los martes y jueves (días en que funcionó el año pasado la olla de AEBU) 500 bandejas a cada una. Para cumplir con este objetivo volverá a funcionar la cocina de AEBU, en nuestro local se procederá al envasado de las porciones y posteriormente también nuestros militantes se encargarán de su traslado los martes a Las Bóvedas y los jueves a Lindolfo Cuestas y Sarandí. 

Pastor dijo a Portal AEBU que esta iniciativa fue muy bien recibida por ambas organizaciones, las que ahora están en vías de adecuar su funcionamiento para poner en marcha esta ayuda a la comunidad de Ciudad Vieja. Con respecto a los horarios de reparto de los alimentos el dirigente también anunció una adaptación a la realidad social actual: «Las bandejas se van a entregar sobre la tardecita – noche. Pensando en el invierno, lo ideal sería que la gente se fuera a dormir con algo caliente en el estómago. Y la hora es un tanto temprana para que podamos atender bien a los que duermen en los refugios, teniendo en cuenta su horario de cierre»

Más allá de las personas que reciben nuestra ayuda, la iniciativa de AEBU persigue fines de más largo plazo. Se trata, de «una apuesta a la inserción territorial del sindicato, porque creemos que las diferentes acciones solidarias en Ciudad Vieja tienen que empezar a tener una comunicación mucho más fluida, y conocernos entre los que estamos haciendo trabajo social en el barrio», expresó.